domingo, 3 de julio de 2016

Proteger a los bebés del sol


El Sol es un astro y es el centro del Sistema Solar. De hecho, todos los planetas que se encuentran en este sistema, giran alrededor de él por su fuerza gravitatoria. Sus rayos tienen grandes bondades y tienen acciones terapéuticas en diversas enfermedades y son necesarios para que sinteticemos la vitamina D, tan importante para la salud de nuestros huesos. Muchos pediatras recomiendan a nuestros bebés recién nacidos un aporte de vitamina D extra durante los primeros meses de vida sobre todo si nacen durante los meses de invierno o en países con pocas horas de sol.



Ya desde hace años somos conscientes que una exposición solar abusiva y en determinada franja horaria está relacionada con el envejecimiento prematuro de la piel, lesiones en la epidermis como el eritema solar y diversos tipos de cáncer de piel. Según diversos estudios clínicos, una buena fotoprotección en los primeros dieciocho años de vida puede reducir el riesgo de cáncer cutáneo hasta el 78% ¿Por qué os cuento todo esto? Pues supongo porque me viene de profesión y también porque antes de eso, soy madre de familia numerosa y me preocupo de la salud de mis niños.
Desde bebés tenemos que vigilar los tiempos de exposición solar así como los medios que ponemos para protegerles. Yo soy de las que después del parto guardo el descanso de rigor pero en cuanto puedo empiezo a circular con mi bebé y disfruto de los paseos al aire libre a ser posible una o dos veces al día.



Sí que es verdad que hay fotoprotectores que puedes encontrar en tu farmacia y puedes/debes aplicar a tu bebé desde bien peque pero también debes protegerlos en su sillita, su capazo o su maxicosi.

Tienes diferentes opciones con las capotas pero ahora también se está poniendo de moda en Estados Unidos y cada vez son más las mamás que apuestan por un canopy. Es la nueva manera de tapar a nuestros bebés en el maxicosi o una silla del grupo cero que se coge a la barrita haciendo de capota pero llegando a cubrir al bebé por completo como si le pusiéramos una muselina. Lleva la apertura en medio para poder ver al bebé y que el aire pueda fluir sin peligro para él.

 
Como veréis en la fotografía va sujeto a la barra del grupo cero y permite cubrirlo completamente pero con una abertura en medio para ver al bebé . Se puede hacer por supuesto combinando con la funda de grupo cero.

Sino por supuesto se puede poner la clásica capota ajustable al grupo cero en las diversas versiones según marca.

Así que ya  sabéis, además de fotoprotección con productos específicos, vuestros bebés siempre protegidos con su capota adaptable al modelo de cochecito que tengáis...ya sea el nuevo Canopy o capota habitual.
Hasta pronto!
Mónica Ribas